12/5/07

Introducción y clasificación de los barcos

Introducción

La vela es el arte de controlar el movimiento de un barco propulsado por la acción del viento sobre sus velas. La navegación a vela puede ser de recreo o de competición, que compiten en regatas.


Tipos de veleros

En función del número de cascos, las embarcaciones a vela se llaman monocascos cuando tienen un solo casco, catamaranes tienen dos y trimaranes cuando tienen tres. Estos dos últimos son embarcaciones multicasco.

En función del número de mástiles (palos que sujetan las velas), y el número, forma de las éstas y del resto de componentes del aparejo, existen multitud de denominaciones diferentes para cada tipo de embarcación. Desde los yates, que no tienen mástiles; lanchas motoras, que no tienen ninguno o uno en todo caso; cúters y balandras, de un palo; las goletas y bergantines (ambos ya extintos), de dos palos a las fragatas, de tres palos.

En función de la eslora pueden ser de vela ligera aquellas o de vela crucero. Las del primer tipo son de menor eslora y que han de ser varadas en tierra antes y después de la navegación. Suelen ser modelos con unas medidas, unos pesos y unos aparejos idénticos, que regulan las diferentes clases a las que pertenecen. Las embarcaciones de crucero, normalmente de mayor eslora, son aquellas que se mantienen a flote todo el tiempo, ya que su orza y su timón no son extraíbles. Pueden pertenecer a una clase o ser diseños únicos.


Competición

Las primeras regatas de las que se tiene constancia se dieron en el Támesis en 1.600, como parte de unas fiestas. Hasta 1.868, las competiciones de vela se regían por reglas particulares desarrolladas por cada club náutico, lo cual representaba muchos problemas de arbitraje e interpretación cuando varios clubes querían competir entre sí. El 1 de julio de 1.868 se convocó un congreso auspiciado por el Royal Victoria Yacht Club británico con la finalidad de crear unas reglas que pudiesen ser aceptadas por todos. En 1.906 se aceptó el Sistema Métrico Decimal en las reglas de medición, y en 1.907 se fundó un organismo internacional que regula todas las competiciones de vela. Actualmente se llama International Sailing Federation (ISAF), y dirige tanto la vela ligera, como la olímpica y la de crucero, aunque algunas regatas de cruceros, en particular, utilizan un sistema de medición internacional (IMS) que regula el Offshore Racing Council (ORC).